Dibuja, Pinta y Colorea Tu Vida

Do Re Mi Fa Sol La Si Do'

Hablar en público es una habilidad a la que a mucha gente se le da bien y otros muchos temen.

A principio de curso me consideraba que pertenecía más al segundo grupo, en cambio, hoy a tan sólo una clase de terminar la asignatura, me encuentro, en un grupo intermedio, estoy más suelta que al principio, pero aún el ponerme delante de tanta gente me impone y más si vas concienciada de que tienes que hablar en público, porque ello implica el haberte taladrado la cabeza imaginándote situaciones ridículas e imposibles que nunca pasarán, en cambio, si la decisión de hablar en público es espontánea, no da tiempo a imaginarte nada y te sale una presentación natural y fluida.

Lo que más me cuesta es controlar el temblor de voz, aunque cada vez está más controlado, pero en ocasiones se nota. En cuanto a la mirada cada vez consigo que sea una visión más amplia y dirigida a todo el grupo aunque al principio prefería centrarme en una persona y "hablarle" a esa persona en concreto, al igual que los gestos y la posición a la hora de hablar en público, en la presentación estaba agarrada a la mesa como si de ella dependiese mi equilibrio y mi seguridad, en cambio el último día con el monólogo me desenvolví bastante bien, gesticule y no me aferré a nada. Al igual que a la hora de escribir, intento utilizar recursos que llamen la atención de aquellos a los que hablo, como puede ser cambiar el tono de voz, comentarios graciosos, preguntas a la clase, gesticular o moverme a lo largo de las mesas, aunque este último menos.

Hablar en público lo considero un gran reto y admiro a aquellos a los que se les da bien, porque es muy difícil e intimida mucho ser el punto de mira de todo un conjunto y saber que están pendientes de que cada palabra, gesto y movimiento que haces, que tu cara refleja tu estado de animo, y cualquier paso en vano te delata. Espero con la práctica ir mejorando en este aspecto ya que si quiero ser profesora, hablar en público va a ser constante y tengo que aprender a desenvolverme con facilidad y a ser perspicaz utilizando recursos para que si en algún momento tengo "miedo" mis alumnos no huelan el miedo y conseguir así ser una gran profesional y transmitir así todo lo que quiero dar a entender.

No hay comentarios:

Publicar un comentario