Dibuja, Pinta y Colorea Tu Vida

El maestro


La grandeza del Maestro, frente a cualquier otra profesión, incluida la de profesor, es que el Maestro forja carácter. Más allá de enseñar conceptos, el Maestro se impregna en el corazón del alumno y le acompaña siempre.
Tuve un profesor de filosofía que sin el saberlo, determinó mi forma de entender muchas cosas en la vida, su capacidad de trasmitir la duda razonable, el ponerte en los zapatos del otro y tratar de ver las cosas desde su perspectiva para dar una mayor dimensión a la tuya propia, evitando adoptar posiciones absolutas llenas de razón y dejando siempre un espacio a la razón de los demás haciéndola tuya. Ese Maestro que apenas nos daba un par de horas a la semana, dejo su huella y siempre le estaré agradecido.
En tu caso, has ido más allá y has diferenciado la persona del paisanaje, potenciando sus valores, separando el grano de la paja en una labor de autentico acompañamiento, como un entrenador, prestando ayuda sincera manteniendo la distancia justa que te permite apoyar el esfuerzo sin perder la guía necesaria en el proceso de aprendizaje, en este largo camino que es la vida.
La adolescencia tiene eso, es la etapa de las pasiones y donde se afianzan principios que gobernaran más tarde nuestro corazón, no siendo aún conscientes de la trascendencia que adquiriran hechos que hoy son muy importantes si, pero que lo serán aún mucho más mañana, cuando nos demos cuenta de lo que han tenido que ver en la forma de ser que hemos adquirido. Es la grandeza de esa etapa, la adolescencia, nos acompaña siempre y de ahí la importancia de los actos valientes, grandes, generosos.


FFA

No hay comentarios:

Publicar un comentario